14 Salones Regionales de Artistas zona Pacífico: interpretaciones al circuito del arte

17Sep12

Por: L. Victoria Cuéllar Reina, Luis F. Vélez.

*Versión extensa del artículo publicado en el periódico La Palabra Julio 2012

Los salones.

Desde mayo, en diversos espacios institucionales de Cali consagrados al arte o no, se han desarrollado actividades que con el apoyo del Ministerio de Cultura buscan visibilizar prácticas artísticas por medio de los Salones Regionales de Artistas. Se presentaron al público un conjunto de muestras originales de diferentes técnicas artísticas que hicieron parte de la versión número 14 del Salón Regional de Aristas (SRA) zona Pacífico. Este evento que se realiza desde el año 1976, interrumpido durante parte de la década de los años ochenta y retomado en los noventa como la antesala del Salón Nacional de Artistas,  se conforma desde el 2004 a través de procesos de investigación y curaduría seleccionados por convocatoria pública.

 
Los Salones Regionales de Artistas se dividen según criterios ministeriales en siete zonas; Sur (Huila, Nariño, Putumayo, Tolima y Caquetá), Centro Occidente (Quindio, Caldas, Risaralda y Antioquia), Centro (Cundinamarca, Bogotá y Boyacá) Pacífico (Valle, Cauca, Chocó), Orinocoamazonía (Amazonas, Arauca, Casanare, Guainía, Guaviare, Meta, Vaupés y Vichada), Caribe (Bolívar, Atlántico, Córdoba, Cesar, Guajira, San Andrés y Providencia, Sucre y Magdalena) y Oriente (Santander, Norte de Santander) ¿Cuál es el motivo de esta  organización? ¿Porqué por ejemplo, Nariño no hace parte de la zona pacífico? ¿Ausencia de “Círculos” de arte? ¿De instituciones? Este entramado departamental presenta diferentes visiones de la realidad artística de nuestro país que fragmentado, intenta pensar y gestionar dinámicas relacionales entre obra, público, instituciones, creadores y cotidianidad.


El evento, programado en el marco del Plan Decenal de Cultura, estimula la producción de procesos artísticos que según los lineamientos y políticas para el fomento del campo de las artes visuales “pretende fomentar desarrollos continuados, descentralizados, autónomos, y con mayor pertinencia local, de las distintas dimensiones que componen el campo artístico visual de cada región. Por ello se toma distancia de concepciones y valoraciones homogéneas y universales para privilegiar procesos diferenciados. Todo ello supone convertir los Salones en un programa que desborde el evento puntual para incidir en la investigación, información, formación, creación, producción, difusión, circulación, gestión y organización” Los salones se muestran como un espacio conceptual que reúnen propuestas diversas cuya mayor dificultad sería articularlas al formar una identidad.

 

 
As.co y Desde el malestar


El regional es conformado en esta ocasión por dos curadurías, una y otra plantean propuestas que se mueven en lugares diferentes del circuito de arte; el punto común la muestra al público local. “Historietas del bajo mundo, encuentro con el comic de autor” a cargo de As.Co (Asociación de comiqueros) Colectivo invita a conocer las posibilidades de construcción cultural a partir del comic y la novela gráfica. La propuesta de As.Co da importancia a la pedagogía en las prácticas de creación artística en el comic y ejercita la participación de los públicos a través de procesos artísticos que propone el colectivo en la interacción con la región, del cual surgen las historietas.


“…ASCO Colectivo recorrió varias ciudades y municipios de los tres departamentos que conforman la Región Pacífico, con el propósito de realizar una serie de maratones de cómic, siguiendo los parámetros del formato de reto 24-Hour comic day, una idea original del autor, ensayista y teórico de cómics estadounidense, Scott McCloud, que consiste en realizar encuentros de 24 horas para crear un cómic de 24 hojas, con un tema específico” . (Claudia Patricia Sarria-Macías coordinadora 14 SRA zona pacífico) La investigación realizada en los tres departamentos que componen, lo que para el ministerio es la Zona Pacífico se manifiesta a través del recorrido y re-conocimiento; este hacer con la comunidad reflejó inquietudes sociales que buscan expresarse de manera directa a través del hacer gráfico. Las personas que por medio del comic y el dibujo, manifiestan su silenciosa realidad en Tuluá, Quibdó o Cali acercan visiones propias de un mundo que a veces se torna extraño aunque se sitúe en una misma región.


De las interacciones entre los espacios y las personas que participaron, ya sea en la colina de San Antonio o la Ciudadela Educativa Nuevo Latir, donde se compartió con As.Co las técnicas y métodos para la elaboración de comics personales o fanzines, surgieron historietas realizadas de acuerdo al formato mencionado y finalmente exhibidas en el Centro Cultural Comfandi, Proartes y alguna calle de la ciudad. El colectivo incluyó muestras sonoras, conciertos de lanzamiento de las publicaciones seleccionadas y todo un movimiento interno de socialización de la labor del comic como medio de divulgación.

Desde el malestar es el nombre de la curaduría a cargo de Juan Sebastián Ramírez y Ericka Flórez, que incluye un conjunto de 70 obras distribuidas en seis muestras entre la sala subterránea del Museo de Arte Moderno La Tertulia, donde podemos encontrar la exposición ¿Qué cosa es la verdad?; Lugar a Dudas que acogió el lanzamiento y varias muestras, y Casamata con Camino al Barrio. En estos espacios confluyen las miradas desde el malestar, bien sea cuestionando qué es la verdad o tomando elementos de una ciudad en ruinas después de los afanados y desorientados esfuerzos por lograr un progreso de cemento. Los trabajos presentados rebosan el carácter textual del arte, establecen un diálogo entre las prácticas artísticas y la ciudad, planteando cuestionamientos sobre la modernidad que se agota en los suspiros del mecanicismo. Estas producciones artísticas, que reúnen diferentes técnicas, se alimentan de los entornos donde surgen para narrar una historia inconclusa que cada quien habrá de completar o dejarla tal cual.


Los trabajos presentados no se captan en un principio con los elementos básicos de la constitución de la obra de arte, lo que incorpora el carácter reflexivo que plantea la curaduría, está presente el ejercicio de la duda en el hacer y el saber del arte. La curaduría tiene su punto de partida en espacios expositivos que se identifican con el tránsito de actores permanentes en el circuito del arte, públicos, artistas, críticos, curadores, medios de comunicación, actores del circuito que legitiman las obras frente a un público.

 

 
En esta propuesta, además del lanzamiento de libro Ojotravieso en Frontera Sur, está el concurso de crítica desde el malestar, iniciativa que busca motivar la escritura local a partir de las exposiciones en dos categorías. Contra el Malestar que recibe textos sobre el proyecto curatorial en sí mismo, y Malestar en los Salones Regionales: donde el tema puede abordarse desde diversas perspectivas en las que se incluyen según la convocatoria “la estrategia de proponer curadurías Vs. la estrategia de hacer convocatoria pública y abierta, la demagogia participativa y representativa que implica la idea de hacer salones regionales” o tal vez cualquier tema a fin.


Ambas propuestas platean un recorrido por la ciudad y los espacios expositivos en donde se llevan a cabo las actividades de esta versión del salón regional. Las propuestas curatoriales brindan miradas diferentes sobre un proceso que podríamos llamar común: presentan un ejercicio frente a las dinámicas de los círculos de arte, bien sea para integrar nuevos actores a través de talleres de comics, como en el caso de AsCo, como para proponer la consolidación de interlocutores del arte contemporáneo en Cali, críticos que dialoguen con las propuestas artísticas de la ciudad, reflejado en la propuesta de Crítica desde el malestar.

 

 
Más allá de una crítica artística, desde estas páginas se busca presentar a los lectores las actividades que presenta y presentó el Salón Regional de Artistas; hay que revisar el concepto de región que se propone el Ministerio de Cultura cuando de articular procesos de creación y práctica artística se trata, ¿Cuáles son los elementos que se tienen en cuenta para delimitar de una forma geográfico-administrativa, los procesos culturales de organización en estos eventos o de qué manera el ministerio proyecta una forma de ver el país fragmentado? Por otra parte, queda por plantear el carácter relacional que pueden adquirir las curadurías presentadas en las diferentes zonas: si estas son itinerantes, por ejemplo, lograría no solo apoyar, promover y divulgar, prácticas y proceso de creación en el arte a nivel regional, sino también articular, no solo con motivo del Salón Nacional de Artistas, las propuestas en virtud del reconocimiento de las posibilidades de dialogo cultural, creativo y artístico con los otros que habitan este amplio territorio colombiano.

 

 
Si desea más información del trabajo de los colectivos, puede visitarlos en:

 

 
http://www.desdeelmalestar.wordpress.com/
http://www.ascocolectivo.blogspot.com/

Anuncios


No Responses Yet to “14 Salones Regionales de Artistas zona Pacífico: interpretaciones al circuito del arte”

  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: